La Janda

La antigua Laguna de La Janda, en su día el mayor humedal de la Península Ibérica, está ahora desecada y dedicada mayoritariamente al cultivo de arroz.

La Janda constituye nuestro mejor, aunque no único recurso para la observación de multitud de especies de aves: según la época del año y las condiciones meteorológicas podremos observar martinetes, garcetas, garzas reales, cigüeñas negras, moritos, calamones, gallinetas, aguiluchos laguneros, águila pescadora, elanio o martín pescador entre otras muchas especies.

Desde el siglo XVIII escritores y viajeros como Ponz, Agustín de Orozco, Irby, Verner o Chapman y Buck plasmaron en sus escritos el interés ornitológico de esta laguna. Hoy en día la importancia ornitológica de esta zona, declarada por Birdlife International área importante para las aves (IBA nº250), es ampliamente reconocida.

Para consultar Lista de aves más frecuentes:

Descargar PDF Pdf La Janda